La combinación blanco negro es esencialmente elegante porque si recuerdas las clases a arte poníamos los primarios en un disco, y al hacerlo girar sobre el pincho del compás, salía negro, pero si le metías las combinaciones, sale blanco.
 

 
 
La esencia del Yin y el Yang contribuye a generar elegancia inmediata.
 
Pero el truco es que estén en perfecto equilibrio. Que haya una proporción, -esta palabra tan esencial en el Feng Shui- correcta de cada elemento.
Si miras la foto que te he puesto, el suelo es idéntico a la madera de las patas, y aquí te meto un tip: Todo color en su versión más obscura se vuelve Agua…
La mesa del centro mete el acento, abrazada por los sofás, los cuadros enmarcados por las molduras y la pared, entrando el ojo.
 
Y la conexión, el guiño de la rejilla de las sillas conectando el comedor, para buscar ese efecto de continuidad…
 
Este salón está perfecto para resolver zonas que necesitan Agua, o Metal y Agua, ya que el Metal alimenta la energía del Agua.
 
 ¿Necesitas un estudio Feng Shui en tu casa? Escríbenos www.areafengshui.com
 
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad