La zona de la Vitalidad es la mejor opción para montar un cuarto de juego de niños. Ahora estamos creando de cero la casa de un cliente, y elegimos como mejor opción para ellos, esta zona. Siempre que la energía lo permita, montaremos estructuras que favorezcan la psicomotricidad. Solemos poner rocódromos dónde trepar y caer en colchonetas mullidas, para desarrollar el equilibrio. Ponemos espejos de vinilo para que vean los movimientos y aprendan a bailar. Ponemos estructuras para que se escondan y puedan desarrollar su imaginación. Jugamos con las estructuras para que el niño se invente juegos. Para nosotros no es válido un cuarto lleno de juguetes, sino un cuarto con estructuras dónde el niño un día es un capitán pirata, y al día siguiente es el bravo defensor de un castillo. Y también jugamos con la luz. Un espacio dónde proyectar sombras chinas en las que aprendan a usar las manos para hacer personajes… Pocos juguetes y mucho sitio para crear juegos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad