Los biombos son una herramienta utilísima en el Interiorismo Feng Shui porque, sin obras, delimita un espacio. Muchas veces, en espacios abiertos, creamos una protección a los sofás si están muy cerca de la puerta, y a la vez nos crea un hall. Son enormemente versátiles. Los podemos poner calados, si lo que nos interesa es delimitar un espacio, pero también queremos que una energía se reparta por esa zona, con facilidad. Los podemos poner sólidos si queremos frenar energías. Y nos sirven de Tortuga protectora de cualquier lugar en el que, al ver tu plano energético, necesitemos que pases mucho tiempo. Y respecto a los Elementos (que es como llamamos en Feng Shui al conjunto de color, material y forma de cualquier cosa que te rodea) nos da un abanico casi infinito, puesto que podemos imprimir lo que nos convenga para favorecerte.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad