Hoy estaba reunida con mi equipo, y Xiao, la responsable de eventos colaborativos me decía que lo que busca la gente es LIBERTAD.
Cuando creé Area Feng Shui, lo que necesitaba era libertad.
Estaba harta de dar vueltas como una marioneta por todo el hemisferio norte, sin poder decidir nada. 
Ni las fechas, ni los horarios, ni los lugares.
Estaba empleada, es decir, encadenada a una empresa a cambio de un salario.
Ellos decidían todo por mi.
Yo sólo tenía que ejecutar, como en el ejército: “El soldado no piensa, ejecuta”.
Y así pasaba mis días.
Y de repente me veo en la calle. Movimiento corporativo, cambio de jefe, éticas incompatibles. Renuncio.
Ya tenía libertad.
Y además: responsabilidades económicas, hijas que mantener, alquiler que pagar… Por eso te entiendo. Lo he vivido.
Pero yo me había demostrado a mi misma que tenía éxito en todo lo que hacía.
Sólo tenía que hacerlo para mi.
Todo lo que sabía hacer tan bien, y que me había valido tantas buenas comisiones, ahora lo iba a hacer para mi.
Y de eso se trata.
De creer en lo que ya has demostrado que sabes hacer para otros.
Y simplemente, hacerlo para ti.
De creer en ti.
Pero cimentar el futuro de libertad requiere colocar correctamente cada ladrillo.
Y de eso te hablo en este vídeo.
De los procesos correctos que llevan a los resultados deseados.
Que te abra la mente.
Y si lo hace, mándame la palabra LIBERTAD por privado, y hablamos.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad